viernes, 22 de agosto de 2014

12 Inventos que Cambiaron el Mundo: El fonógrafo

Era una máquina sencilla, pero nadie habría adivinado su función, pues era algo nuevo bajo el Sol. Consistía en un cilindro, al que se daba vuelta con una manivela y que estaba cubierto por una hoja de papel de estaño; también un altavoz y un estilo apuntado hacia el cilindro. El inventor del aparato daa vuela a la manivela mientras él mismo hablaba en el altavoz pronunciando un verso de una canción arrulladora: "María tenía un corderito." Las mismas palabras volvían a sonar luego, en otro tono, pero suficientemente claras.

Fue esa la primera prueba del fonógrafo, inspiración del más prolífico inventor que han tenido los Estados Unidos, Thomas Edison. Antes de morir, en 1931, Edison había recibido más de un millar de patentes, entre ellas las del mejoramiento del telégrafo, el teléfono y la dínamo, y para la luz incandescente que él perfeccionó para el uso doméstico (todo esto gracias a un empleado suyo, añado yo). En una ocasión mencionó al fonógrafo como uno de sus inventos favoritos.

Edison nació de sangre holandesa y escocesa en Ohio, en 1847. Trabajó como telegrafista en su juventud y se enseñó a sí mismo electricidad y química. Con el dinero que ganó con la venta de sus propios aparatos telegráficos, instaló un laboratorio en Nueva Jersey.

Allí, en 1877, Edison estaba experimentando un instrumento para repetir las señales telegráficas automáticamente. Una señal que llegaba hizo que una aguja vibrara y estampara en relieve un trazo sobre un disco de papel que giraba. Haciendo girar rápidamente el disco, Edison oyó un sonido extraño. Se le ocurrió que si las vibraciones de la voz humana se imprimieran en una superficie apropiada, éstas podrían reproducirse para volver a producir los sonidos originales. El resultado de esto fue el fonógrafo.

Edison posando junto a su fonógrafo.
Para 1887, cuando Emile Berliner introdujo el disco grabado, y con ello hizo que fuese fácil producir copias duplicadas de una grabación original, el fonógrafo estaba encaminado ya hacia la forma de llevar la música al hogar. Unos veinte años antes de las primeras radioemisoras, las voces de artistas tan renombrados como Enrico Caruso, Ernestine Schumann-Heink, Nelie Melba y Louise Homer, estaban a la disposición de todo el mundo merced a las compañías grabadoras norteamericanas. El fonógrafo llevaba las interpretaciones de admirados cantantes y músicos mucho más allá de sus países natales y las conservaba para que hasta los oyentes de hoy siguieran conmoviéndose con ellas.

El fonógrafo de Edison.
La manufactura del micrófono y del ampliador de tubos al vacío en el decenio de 1920; el disco de larga duración en 1948; y los fonógrafos y técnicas de grabación sumamente mejorados del decenio de 1950 -todo esto prestó un nuevo y asombroso realismo al sonido grabado. Otra innovación, la reproducción del sonido en una cinta magnetizada, ha resultado útil para algunos fines. Pero el fonógrafo para discos, fruto de la feliz inspiración de Edison, ha alcanzado un nivel de popularidad jamás igualado.

Artículos relacionados



Widget by Hoctro | Jack Book

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada