lunes, 3 de febrero de 2014

Rolling Release vs. Point Release: ¿Cuál es conveniente para ti?

Al elegir una distribución para uso personal o de trabajo, los aspectos que la mayoría siempre tomamos en cuenta en ese momento están relacionados con las aplicaciones o servicios que podemos configurar en ella, su facilidad de uso, el tipo de paquetes que maneja (rpm, deb, etc.), entre otros aspectos. Sin embargo, alguo muy importante a tomar en cuenta lo es también el modelo de publicación que usan los creadores de dicha distribución.

Un modelo de publicación de software, como un sistema operativo, es el proceso y concepto de cómo son definidas, producidas y entregadas al mundo sus nuevas versiones. Partes integrales de esto son el modelo de desarrollo y el modelo de negocios del creador de dicho sistema.

El modelo de desarrollo es el proceso y concepto que definen cómo un software es desarrollado. En cuanto al modelo de negocios, este va a depender si el desarrollador tiene una orientación comercial real o no.

En lo que respecta al modelo de desarrollo, fundamentalmente tenemos dos modelos principales que son los que veremos a continuación.

Rolling Release
En este modelo de distribución no existen versiones como tal, sino que, sobre la marcha, se va actualizando el sistema completo (kernel, librerías, aplicaciones, etc.) a las más recientes y en la medida de lo posible estables. Esto es una gran ventaja, ya que nuestro sistema será más estable y tendrá menos errores, pero más que nada mayor seguridad, ya que cualquier paquete o componente del sistema operativo que tenga una falla de seguridad será reemplazado por el corregido, sin tener que esperar una nueva versión del sistema operativo.

No obstante esto puede ser un arma de doble filo, ya que así como se actualiza para corregir una falla, las actualizaciones pueden traer inconvenientes de seguridad e inestabilidad cuando el desarrollador ha cometido un error. Otro inconveniente es lo mandatorio de estar conectado a la red de Internet para una nueva instalación nueva, ya que es indispensable descargar todos los paquetes actualizados desde los repositorios.

Algunas distribuciones bajo este modelo son:
Point Release
En este modelo de distribución existe un calendario de lanzamientos, ya que se programa con mucha antelación el lanzamiento de la próxima versión, siguiendo el camino estándar de Pre-alpha, Alpha, Beta, Release Candidate y Final release. Una de las ventajas principales de este modelo es la organización del software que se colocará en ella, ya que se puede determinar cuáles versiones de las aplicaciones se incliurán y se pueden probar la compatibilidad y estabilidad de las mismas.


Sin embargo, luego de publicada una distribución bajo este modelo, si hay algún problema que no se resolvió durante las versiones Alpha o Beta, los usuarios tendrán que esperar hasta la próxima versión para que se corrija el mismo, si los desarrolladores lo consideran pertinente según su importancia. La compatibilidad puede empeorar con un hardware determinado y mejorar con otro; como el funcionamiento de una cámara web, tarjetas de vídeo, lectores de memoria, etc. Claro está, que cuando se trata de actualizaciones de seguridad éstas tienen prioridad.

Otro inconveniente lo es el hecho de tener que formatear el sistema en cada lanzamiento, ya que un upgrade desde la versión anterior puede dar serios dolores de cabeza y muchos componentes y servicios requieren una instalación limpia.

Las distribuciones más usadas del mundo existen bajo este modelo de lanzamiento y son las ideales para sistemas y servidores en los que se requiere mucho tiempo de soporte, ya que muchas de ellas vienen con Long Term Support (LTS).

Algunas de las distros bajo este modelo son:
En conclusión
Habiendo conocido este aspecto tan importante en una distribución de GNU/Linux, ahora podemos discernir según nuestra necesidad y la del escenario en que estemos implementando el mismo. Por mucho tiempo he usado distros Point Release pero muchas vece me siento cansado de estar a la espera de la actualización correspondiente y a tener que hacer backup de toda la configuración por el riesgo a que algo venga diferente y al hacer el upgrade pueda afectar algún servicio.

Algo que molesta bastante es que cuando un upgrade no te deja las cosas como esperabas, es preferible  formatear y hacer una instalación limpia, configurar todo y empezar de nuevo.

Personalmente estaré probando una distribución Rolling Release a ver si descanso un poco de backups y reinstalaciones con cada versión.

Artículos relacionados



Widget by Hoctro | Jack Book

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada