jueves, 6 de marzo de 2014

¿Qué es Bitcoin? Entendiendo su funcionamiento y uso

Bitcoin es una moneda, como el euro o el dólar estadounidense, que sirve para intercambiar bienes y servicios. Sin embargo, a diferencia de otras monedas, Bitcoin es una divisa electrónica que presenta novedosas características y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio.

Veamos algunas de estas características:

  • No pertenece a ningún Estado o país y puede usarse en todo el mundo por igual.
  • Está descentralizada: no es controlada por ningún Estado, banco, institución financiera o empresa. 
  • Es imposible su falsificación o duplicación gracias a un sofisticado sistema criptográfico. 
  • No hay intermediarios: Las transacciones se hacen directamente de persona a persona.
  • Las transacciones son irreversibles.
  • Puedes cambiar bitcoins a euros u otras divisas y viceversa, como cualquier moneda. 
  • No es necesario revelar tu identidad al hacer negocios y preserva tu privacidad.
  • El dinero te pertenece al 100%; no puede ser intervenido por nadie ni las cuentas pueden ser congeladas.


En cierto modo, Bitcoin se asemeja al dinero en efectivo que todos conocemos. Además de presentar muchas de las características de este conocido medio físico, al usar Bitcoin siempre mantenemos el control de nuestros fondos. Adicionalmente, también disponemos de muchas de las ventajas que el medio digital nos ofrece: es inmediato, puede mandarse a cualquier parte del mundo, etc.

Beneficios y ventajas de Bitcoin
En la actualidad, Bitcoin es la moneda digital más usada de todo el mundo y hay buenas razones por las cuales se está haciendo cada vez más popular. Tanto usuarios particulares como vendedores y propietarios de negocios encuentran en Bitcoin importantes ventajas que les han llevado a adoptar este sistema. Algunas, ya las hemos mencionado al principio de la página, pero hay muchas otras razones beneficiosas que veremos a continuación.

Bitcoin ofrece seguridad al comprador y al vendedor.
En el pasado cercano, brechas de seguridad han causado el robo de miles de números de tarjetas de crédito, dejando desprotegidos a  compradores que han podido sufrir importantes pérdidas. Cuando realizamos compras con Bitcoin no tenemos que revelar información sensible como por ejemplo números de tarjeta de crédito o cuentas bancarias y por lo tanto no existe riesgo alguno de que esta información le sea sustraída al vendedor online.

Bitcoin también es preferible a otros sistemas de cobro online, sobretodo para el vendedor. En Bitcoin las tasas por transacciones son muy bajas y no existe riesgo alguno de que compradores fraudulentos y estafadores reviertan el pago, quedándose tanto con el producto como con el dinero.

Finalmente, las características de Bitcoin permiten a las páginas establecer un servicio de fideicomiso, asegurando que el vendedor sólo reciba el dinero si el producto ha llegado satisfactoriamente a su destino. Esto es usado frecuentemente en páginas de subastas y venta de productos de segunda mano.

Bitcoin abarata los costes al eliminar los intermediarios por completo. 
A día de hoy es aún muy común que el envío de dinero a cualquier parte del mundo conlleve importantes tasas o comisiones debido a la gran cantidad de intermediarios que hay en el proceso. Ello incluye: Comisiones por transferencia bancaria, comisiones por aceptar o usar tarjetas de crédito o débito, comisiones por usar servicios de "envío de dinero" o comisiones por usar servicios de "pago online".

En Bitcoin no hay intermediarios y el dinero pasa directamente de persona a persona: de comprador a vendedor o de particular a particular. Esto reduce el precio de enviar dinero sustancialmente y permite también vender productos y servicios a un precio más justo.

Bitcoin es justo.
En muchos sistemas tradicionales nos encontramos que enviar dinero es mucho más fácil que recibirlo. Esto dificulta la creación de nuevos negocios y tiendas online. Sin embargo, con Bitcoin, ambas opciones son igual de sencillas y cualquiera puede enviar y recibir dinero sin ningún tipo de restricción. Además, si eres dueño de un negocio, tanto digital como físico, no cuesta nada empezar a aceptar bitcoins.

Tus bitcoins son sólo tuyos.
El sistema descentralizado de seguridad que hay detrás Bitcoin hace imposible que cualquier otra persona que no disponga de tus credenciales pueda acceder a tu dinero. Tus bitcoins son tuyos y no pueden ser congelados o secuestrados, no se puede cerrar ninguna cuenta y sólo tú tienes acceso a ellos las 24 horas del día, 365 días al año. Este aspecto es para muchas personas quizá el más importante: sentirse realmente dueños de su dinero y poder estar seguros de ello.

Bitcoin es democrático: la economía de las personas.
Cuando decimos que Bitcoin está descentralizado y que no hay ninguna institución, empresa, Estado, organismo o asociación detrás de ello que lo controle, es literalmente así. No es una metáfora, sino que realmente el sistema informático de la actualidad permite la creación de esta moneda digital segura y fiable que favorece el libre intercambio económico entre personas de todo el mundo.

El funcionamiento de la red Bitcoin
Bitcoin está basado en un sistema "peer to peer"  o de usuario a usuario muy ingenioso. Al no haber ningún organismo detrás de esta moneda libre, son los propios usuarios (miles de ordenadores de todo el mundo) que se aseguran de efectuar el seguimiento, control y registro de las transacciones. Gracias a esto y un complejo sistema criptográfico es posible asegurarse de que nadie haga trampas y que la moneda sea segura ante ataques, intentos de falsificación o duplicación. De ahí también viene el lema latín que algunos usuarios de la moneda acuñaron en sus días más tempranos: "Vires in numeris", es decir, "La fuerza está en los números".

Puede parece extraño al principio ya que no solemos estar acostumbrados a este tipo de conceptos, pero en la práctica las distintas aplicaciones Bitcoin simplifican el proceso de tal manera que enviar y recibir bitcoins sea tan fácil como enviar y recibir un correo electrónico. De esta manera no solo se convirte el sistema Bitcoin no sólo resulta seguro sino también sencillo y conveniente.

¿Sabías que el protocolo de Bitcoin es totalmente abierto y transparente? Cualquiera puede revisarlo y asegurarse de que todo va bien. De hecho, sólo así ha podido ganar la moneda la confianza de tantas personas en todo el mundo que la usan para sus negocios, hacer compras o enviar dinero a sus familiares.

Para usuarios avanzados
La explicación del funcionamiento exacto y los detalles técnicos están más allá del propósito de esta sencilla guía. Sin embargo, se encuentran libremente disponibles en internet y pueden ser consultados por cualquiera que tenga curiosidad y quiera aprender más sobre la red Bitcoin y los mecanismos de verificación y seguridad.

Un buen punto de partida es el siguiente artículo de la Bitcoin Wiki en español, donde también se explica cómo el sistema Bitcoin previene el "doble gasto". Si dispones de conocimientos informáticos avanzados, quizá también te interese leer esta introducción sobre la tecnología detrás de Bitcoin. Sin embargo, si esta es la primera vez que oyes hablar de Bitcoin, te recomendamos que primero termines de leer esta guía y así poder entender mejor la gran cantidad de documentación que está disponible en la Bitcoin Wiki en español o inglés. Para más información, asegúrate también de consultar nuestra sección de "Enlaces Útiles".

¿Cómo usar Bitcoin?
El proceso de enviar dinero, recibirlo o efectuar pagos con Bitcoin es, por ejemplo, tan fácil como enviar un e-mail. De ahí parte su éxito, pues puede ser utilizado por todo el mundo con suma facilidad.

De la misma manera que existen direcciones de correo electrónico, también existen direcciones Bitcoin que nos permiten enviar y recibir esta moneda digital. Para empezar a usar Bitcoin lo primero que debemos hacer es generar una de estas direcciones usando una aplicación Bitcoin. Estas aplicaciones las veremos más adelante, pero primero centrémonos en ver cómo funcionan las direcciones.

Puedes generar tantas direcciones como quieras y son, todas ellas, absolutamente gratuitas. Adicionalmente, no hace falta estar conectado a internet para generar una dirección, pues recuerda que no hay ninguna institución o empresa en la que sea necesario registrarse. Estas direcciones se generan mediante unos parámetros matemáticos que logran hacer que todas las direcciones sean únicas y no haya nunca dos iguales.

Cada dirección consta de dos partes que están matemáticamente correlacionadas:

Una dirección pública
La dirección pública es aquella con la que tú te identificas de cara al mundo. Cualquiera que sepa tu dirección pública podrá enviarte bitcoins en cualquier momento.

Una clave privada
La clave privada es aquella que permite autentificarte, acceder a los fondos que tengas en esa dirección o realizar envíos. Por este motivo es muy importante que nunca divulgues tu clave privada pues daría a cualquiera que la supiera acceso a tus fondos. La mayoría de las aplicaciones Bitcoin se aseguran de mantener tu clave privada protegida bajo contraseña (cifrada).

¿Dónde se guardan los bitcoins?
A pesar de que es innecesario saber esto para usar Bitcoin, considero que es muy importante explicarlo para que cualquiera pueda hacerse una idea más precisa de su funcionamiento y sentirse así más familiarizado con este sistema. ¡Después de todo se trata de nuestro dinero!

Los bitcoins que nosotros recibamos en nuestra dirección Bitcoin no representan ningún archivo de nuestro ordenador, ningún metal, papel o cadena de texto, sino que en realidad se trata de un valor que nuestra dirección puede tener. De la misma manera que la cuenta de tu banco no representa dinero que está literalmente ahí, sino que es un valor que tu banco le da a tu cuenta.

Ejemplo: Mario tiene 50€ en su cuenta de banco y por lo tanto el valor de la cuenta de Mario es de 50€. Cuando Mario se gasta 20€, el banco hace un registro de la transacción y apunta el nuevo valor de la cuenta de Mario que ahora es de 30€.

Las direcciones de Bitcoin funcionan de la misma manera. A cada dirección le corresponde un valor que puede subir o bajar según las transacciones que realicemos. Aquí es cuando entra en funcionamiento la red "peer to peer" que mencionamos en el capítulo anterior. Los nodos interconectados se encargan de registrar el nuevo valor de la dirección y difunden la información de dicha transacción por toda la red, quedando respaldada de forma inalterable gracias a un complejo sistema de seguridad criptográfico.

Ejemplo: Mario tiene 10 bitcoins y decide enviar 2 bitcoins a María.
Mario usa su clave privada para autentificarse y anunciar una nueva transacción a la red. Posteriormente la red Bitcoin toma nota de esta transacción y registra el nuevo valor de la dirección de mario y de María: "Dirección de Mario: 8 bitcoins / Dirección de María: 2 bitcoins". Esta nueva transacción queda ahora respaldada en un registro colectivo e inalterable para que nadie pueda modificarlo y hacer trampas. Cuando María quiera gastar sus bitcoins, el proceso se repetirá de nuevo.

Este sistema resulta infranqueable y hace imposible cualquier tipo de trampa. Sin embargo y por esta misma razón, todas las transacciones son absolutamente públicas y transparentes, algo que en el sistema tradicional no ocurre. ¿Es eso malo? No, pues nadie conoce la identidad de la persona que hay detrás de la dirección usada (a menos que esta lo haga saber) y se preserva la privacidad de los usuarios. Para el resto de personas tu transacción será sólo un número, sin que sepan quién ha enviado o quién ha recibido el dinero. De esta manera se obtiene un sistema que no sólo es seguro a nivel informático sino también da confianza gracias a su transparencia inherente.

Respondiendo a la pregunta inicial: el valor de tu dirección Bitcoin queda respaldado en toda la red de miles y miles de ordenadores. Lo único que necesitas, por lo tanto, es tu clave privada. Con estas "credenciales" tú puedes acceder a tus bitcoins desde cualquier ordenador conectado a internet. Tanto en la teoría como en la práctica este sistema es viable y muy seguro, pues sólo el conocedor de la clave privada puede emitir una transacción válida.

Fuentes y más información:
https://es.bitcoin.it/wiki/Introducci%C3%B3n
http://www.queesbitcoin.info/
http://es.wikipedia.org/wiki/Bitcoin

Artículos relacionados



Widget by Hoctro | Jack Book

2 comentarios:

  1. es interesante pero creo que su valor no es estable

    ResponderEliminar
  2. Es una buena forma de mover dinero de un lugar a otro sin pasar por el control de los bancos estados.

    ResponderEliminar